La Santa Caridad colaborará en el Día Internacional del Refugiado

imagesSe trata de una iniciativa impulsada por ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados que fue creado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 14 de diciembre de 1950, como uno de los múltiples esfuerzos realizados por la comunidad internacional en el siglo XX para brindar protección y asistencia a los refugiados.descarga 

Cada año, cerca de 400 oficinas de ACNUR en 126 países conmemoran el Día Mundial del Refugiado al igual que otras entidades, organizaciones y personas que trabajan en el ámbito del refugio y el asilo en todo el mundo. En el marco de estas celebraciones anuales, diferentes ciudades de todo el mundo cada año deciden sumarse a este homenaje a las personas refugiadas tiñendo sus edificios y monumentos más emblemáticos del color azul de Naciones Unidas, un color que simboliza el cielo que une a todas las naciones y es el color de la bandera de la ONU, así como el color de ACNUR.

descarga (2)En 2013, durante la noche del 19 al 20 de junio, nueve ciudades españolas se sumaron por primera vez a esta iniciativa y tiñeron de azul sus edificios más emblemáticos. Este año se iluminarán de azul las fachadas de los ayuntamientos de Pamplona, Valle de Egüés (Navarra), Toledo y Albacete, las Casas Colgadas de Cuenca, la Iglesia de San Ginés de Guadalajara, la Puerta de Toledo en Ciudad Real, la Cibeles de Madrid y el Hospital de la Caridad en Sevilla. Esta iniciativa cuenta con la colaboración de Endesa.descarga (1)

Durante años, muchos países y regiones han celebrado un día nacional -incluso semanas- del refugiado. Uno de los más conocidos era el Día del Refugiado Africano, que se celebraba el 20 de junio en varios países como una manera de expresar solidaridad hacia África, el continente que alberga a una gran parte de los refugiados en el mundo, y que tradicionalmente les ha mostrado una enorme generosidad. En 2001, con motivo del 50 Aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, la Asamblea General de Naciones Unidas designó el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado en honor a los millones de personas que han sido desarraigadas en todo el mundo. Ese mismo año se celebró el primer “Día Mundial del Refugiado” a escala internacional.

 Desde entonces, todos los 20 de junio la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ONGs e instituciones públicas y privadas tienen presente la realidad de los más de 45 millones de personas refugiadas y desplazadas internas que viven en el mundo, y que se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a la violencia, la guerra y la persecución. Mediante la celebración de distintas actividades formativas, culturales y lúdicas en las que participan los propios refugiados, se rinde homenaje a quienes, con fortaleza y esperanza, superan enormes dificultades para rehacer sus vidas tras huir de la violencia, la guerra, la persecución y las violaciones de derechos humanos.

En todo el mundo decenas de miles de personas se unen cada año a las celebraciones de ACNUR para reconocer la contribución de las personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo, y tender puentes entre quienes huyen y quienes les acogen.